«Popular» vs «Intelectual»

En mi experiencia como docente y también como estudiante, he notado que casi siempre existen dos clases de alumnos en el aula de clase. El «Popular» que es por lo general aquel individuo sociable que le encanta la rumba, salir con amigos, pasar bueno y aunque suele ser bastante inteligente, sacar altas calificaciones no es su prioridad porque para él o ella esto no le garantiza su futuro, no es necesariamente mediocre pero si alguien que entiende que una nota no necesariamente determina el conocimiento real de un individuo. Por otro lado, el otro es un individuo al que llamaré «Intelectual«, que muchas veces es un poco más tímido en su personalidad, prefiere leer y/o estudiar, y es lo que podríamos describir como alguien juicioso a la vista de la sociedad, ese que saca las calificaciones más sobresalientes de la clase, vamos, ese que se gradúa con honores al final de su periodo de estudios.

Image by Comfreak from Pixabay 

Quiero aclarar que no me inclino por ninguna de los dos, pero si quiero exponer lo que muchas veces me sucedió al pasar de los años cuando volví a confrontarme con esos alumnos o compañeros de clase, algo relativamente recurrente. Por alguna razón muchos de esos alumnos «populares» acabaron en muy buenos puestos de trabajo o mejor aún emprendiendo negocios altamente exitosos convirtiéndose en grandes empresarios en sus países de origen o en el exterior. Por otra parte, aquellos considerados «intelectuales» que habían hecho todo como lo decía el manual, con frecuencia se encuentran desempleados, saltando de un trabajo a otro y en algunos casos incapaces de emprender sus brillantes ideas. Entonces me surgió la siguiente pregunta: ¿Por qué ocurre esto? Y buscando respuestas, encontré lo que para mi son las razones principales de esto resumidas en dos conceptos fundamentales: las habilidades blandas y las habilidades duras.

Alguna vez leí en un libro que el 87% del éxito de una persona radica en sus relaciones con los demás. Si consideramos que esta teoría es cierta, quizá ese chico o chica «popular» pasó varios años de su vida estudiantil socializando con personas influyentes y también desarrollando habilidades blandas como la inteligencia emocional y la capacidad para desarrollar buenas relaciones interpersonales enmarcadas en el liderazgo, la comunicación, la empatía, PNL, el trabajo en equipo, hablar en público, motivación, integridad, gestión del tiempo y/o puntualidad.

Photo by Mikechie Esparagoza from Pexels

Por su parte, el «intelectual» puede haber desarrollado más habilidades duras relacionadas con los conocimientos y destrezas adquiridos a través del estudio durante su programa de pregrado, posgrado, o a través de cursos o capacitaciones. En la realidad actual para tener éxito a nivel laboral, desarrollar habilidades blandas se ha vuelto imperativo, si quieres un empleo, debes ser consciente de que las habilidades duras te van a conseguir una entrevista de trabajo, pero son las habilidades blandas las que te van a ayudar a conseguirlo, si eres emprendedor, evidentemente las habilidades duras son necesarias para volverte referente en una disciplina específica pero debes ser líder, trabajar en equipo, tener excelentes relaciones interpersonales, entre otras habilidades blandas para poder tener un éxito asegurado, duradero y efectivo.

Entonces la pregunta que surge ahora es: ¿Es mejor ser «popular» o ser «intelectual»? La respuesta es una mezcla de ambos, claro que debes tener conocimientos sólidos y de alguna manera ser experto en un área específica para desarrollar determinadas labores, pero esto debe ir de la mano con tu capacidad para resolver conflictos, trabajar en equipo, ser resiliente, entre otras. Por otro lado, puedes ser el que mejor se relaciona con los demás, un líder por excelencia, o el que mejor trabaja en equipo, pero si no tienes las competencias teórico-académicas para una función específica, te resultará difícil desempeñarte en esa labor que pretendes realizar.

Image by Gerd Altmann from Pixabay 

La buena noticia es que tanto las Hard Skills como las Soft Skills se pueden desarrollar, así que todos estamos en la capacidad de alcanzar el éxito una vez tengamos nuestros objetivos claros y tomemos acción para lograrlos. La invitación es a que determines tus habilidades y aquellas que debas desarrollar y te pongas manos a la obra.

¿Será que al final este artículo debería llamarse «Popular e Intelectual»?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “«Popular» vs «Intelectual»”