Quédate Contigo

A todos nos han terminado alguna vez, así que puede que estes pasando por una ruptura amorosa o que ya lo hayas hecho; si estas en el proceso, es muy posible que no sepas cuando va a terminar tu duelo ni tampoco en qué momento pasó. Tú no decidiste terminar la relación y en tu mente te repites una y otra vez, ¿en que fallé?, ¿qué hice mal? (Créeme, no hiciste nada malo, no eres tú). De repente perdiste interés en las cosas que antes te apasionaban, en las noches te cuesta conciliar el sueño o duermes más de la cuenta porque te sientes solo (a) y quieres evadir la realidad al menos por unas horas, tu apetito ha disminuido o estas comiendo en exceso y no precisamente algo saludable. Quizá tu autoestima no se siente muy bien ahora, de pronto todo cambió, las paredes que ves cuando despiertas ya no son las mismas, la mitad de tu cama esta vacía, y ya no hay mensajes en tu whatsapp de ese «alguien especial». El teléfono de pronto deja de sonar y te das cuenta que durante cierto tiempo te alejaste de tus amigos y ahora ellos pasan de tí. Pasan días, meses y de pronto te preguntas, ¿alguna vez esto pasará? Pues quiero decirte que sí, esa frase cliché de que el tiempo lo cura todo es real, con su transcurrir cada día piensas menos en el o ella, cada vez te preguntas menos donde está, y poco a poco llega el día en el que sonríes y deseas sinceramente que esté bien y que sea feliz, y lo mejor de todo, llega el día en que todo tiene sentido y le das gracias al universo de que esa ruptura haya ocurrido. Te vuelves más fuerte, más seguro (a) pero sobretodo, creces, evolucionas y también valoras más vivir el presente y aprovechar cada momento porque nunca sabes cuanto durará.  

Source: PsicologiayMente

Yo también he estado ahí, y gracias a ello empecé a buscar respuestas, a escarbar el porqué sucedió para aprender de ello y lo más importante a reinventarme, a salir airosa y triunfante y a reafirmar mi valor. En uno de esos procesos leí algo que te quiero compartir: “las parejas no están para hacerte feliz, están para hacerte consciente”. Wow! De repente todo tuvo sentido, esas estúpidas peleas de ¿por qué oprimes el tubo de pasta de dientes por la mitad?, ¿por qué no tendiste la cama?, ¿por qué  dejaste esto desordenado?, ¿por qué eres egoísta?, o ¿por qué esto? O ¿por qué esto otro?. De pronto lo comprendí, cuando estas en pareja te das el permiso de darte cuenta por ejemplo de que podrías ser más amoroso y atento con tu familia, que tu desorden puede molestarle a otros, que no aprovechas el tiempo lo suficiente, de tus inseguridades, y también de tus fortalezas, de repente comprendes que te gusta todo en orden, que te cuesta ceder pero por amor acabas aprendiendo a hacerlo y bueno que tu pareja es ese espejo que te enseña a sanar eso en lo que aún debes trabajar. 

Por eso no es casualidad que te enamores de alguien desordenado cuando tú eres un maniático del orden, o que te enamores de alguien muy organizado financieramente porque tú no eres nada planeador (a), o quizás eres sumiso (a) y la vida te pone una pareja con un carácter dominante para que aprendas a fortalecer el tuyo, o tienes baja autoestima y tu pareja te maltrata sicológicamente para obligarte a quererte más, y así sucesivamente y ¿sabes qué? ¿sabes que pasa cuando lo transciendes? ¿cuándo ya no tienes nada que aprender del otro ni esa persona de tí?, ¿cuando ya no están creciendo juntos? Pues la relación termina, porque ya tú no eres el mismo (a), ahora eres más ordenado (a), ahora tienes más carácter, ahora te quieres mas a tí mismo (a), ahora valoras más a tu familia.  

Bingo! Te tengo una noticia y es muy buena, la vida te esta dando una oportunidad, ahora eres libre, puedes ver tv sin negociar el canal, tienes más tiempo para frecuentar tus amistades y hasta para conocer nuevas personas, puedes ir al parque y disfrutar de la naturaleza, viajar, irte de rumba, leer, hacer deporte, meditar, escribir, hacer cursos de temas que te interesen, aprender nuevas habilidades y mientras lo haces, te conoces, te reconoces, te liberas, tu autoestima crece, te vuelves más interesante y llega un día en el que despiertas y disfrutas de esa independencia y lo que en un momento te fue impuesto ahora es tu decisión, ahora quieres disfrutar de tí mismo (a) y hacer todo lo que te haga sentir pleno (a), no estas solo (a), estas soltero (a) y te aseguro que eso no va a durar toda la vida así que vive ahora, aprovecha ese espacio para hacer todo lo que deseas, aprende, crece, explora, conoce nuevos lugares, nuevas personas, adquiere nuevos conocimientos, arriésgate a hacer lo que sea que esté en tu mente, emprende nuevos caminos y en esa transformación, aprende a amarte más, a conocerte más, a saber lo que quieres y lo que no, a diferenciar entre el apego y el amor, a entender que no necesitas a nadie, que la persona indicada llegará en el momento preciso para sumarte, para complementarte, para ser un equipo, pero no para hacerte feliz porque esa es una tarea interna, una responsabilidad individual y una carga muy pesada de imponerle a otro, la felicidad depende única y exclusivamente de tí.

Source: TerapiadePareja

Escoge asertivamente porque no todos merecen estar a tu lado, dí si cuando quieras decir que si y no cuando quieras decir que no, entiende que eres único (a), que mereces lo mejor, y no, no tienes que hacer nada para ganarte el amor de nadie porque tú ya eres amor, no necesitas a nadie para reforzar tu valía, solo te necesitas a tí mismo (a) y cuando de verdad sientas eso dentro de tí, entonces mágicamente en el momento que menos lo esperes van a empezar a aparecer personas de donde escoger, no hay afán, no hay desespero, colócate en tu centro, ve con calma, no te conformes con menos de lo que mereces por miedo a la soledad, porque lo mereces todo y si te rechazan, no tiene nada que ver contigo sino con ellos. Te tengo otra noticia, haya sido una experiencia positiva o quizá no tanto, de alguna manera, esas ex-parejas siempre van a formar parte de tu vida, porque hicieron parte de tu camino, porque gracias a lo compartido, hoy eres diferente, sin embargo, ese “amor” que alguna vez sentiste, se va a transformar en algo distinto, no debemos vivir ni en el pasado ni en el futuro, sino en el presente, es necesario recordar sin dolor y empoderarnos con las lecciones que nos deja lo vivido, puedes seguir cometiendo errores, obvio, eres humano, sin embargo, lo ideal es que no sean los mismos.

Source: IMGARCHIVE

Y para terminar, no encuentro mejor manera que hacerlo con el aporte de un grande: 

“La capacidad de estar solo es la capacidad de amar. Puede que te parezca paradójico, pero no lo es. Es una verdad existencial; sólo aquellas personas que son capaces de estar solas son capaces de amar, de compartir, de llegar a lo más profundo de la otra persona; sin poseer a la otra persona, sin depender de ella, sin reducirla a una cosa, y sin volverse adictos a ella.» OSHO

Permítete amar en libertad, sin apegos, seguro (a) de que si esa persona se marcha, tu seguirás siendo feliz porque tú tienes el poder, pues serlo solo depende de tí.

La mejor elección eres tú,  yo me quedo conmigo y tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *