La Conspiración de los Ricos

A propósito de los tiempos que corren, hoy me estaba acordando de un gran libro «La Conspiración de los Ricos» de Robert T. Kiyosaki, lo leí hace unos años y desde ese momento tuve otra perspectiva. Me parecía impensable en aquel momento algo que es una realidad, los ricos se hacen cada vez más ricos y los pobres, cada vez más pobres. Hace mucho comprendí que la clase media está destinada a desaparecer engrosando así el número de personas en situación de pobreza. Y ¿Cómo clasificamos a una persona en rica o pobre?, este libro te lo deja claro, es más rico aquel que a pesar de no tener tantos bienes materiales, tampoco tiene deudas incalculables que aquel que a pesar de tener «mucho» lo «debe» todo. La inteligencia financiera es muchas veces mal entendida por aquellos que no se toman el tiempo de entender cómo funcionan las finanzas. 

Image by AD_Images from Pixabay 

Es probable que persona que ves con una casa bonita y un carro último modelo, esté en la bancarrota. Donald Trump a pesar de ser poco popular, es un empresario que ha sabido levantarse varias veces de la bancarrota y ha vuelto a amasar su fortuna. Es el precisamente quien afirma que en algún momento de su vida comprendió que un habitante de calle, sin techo y viviendo de la generosidad de los demás era más rico que él en porque en aquel momento tenia una deuda de billones de dólares y cero liquidez.

Mi padre una vez me dijo: es preferible tener efectivo que tener activos [casa, local, etc] cuando precisamos liquidez de manera inmediata. Y tiene toda la razón.

Para que un activo sea rentable, debe producirte más de lo que te cuesta mantenerlo, ¿de qué sirve tener un inmueble sin arrendar mientras te genera gastos como impuesto predial, gastos de mantenimiento, etc? Solo una vez arrendado, se convierte en un ingreso pasivo, es decir, un ingreso que percibes mes a mes sin necesidad de trabajar o hacer algún esfuerzo. Ahora bien, la pregunta es: ¿cuánto cuesta adquirir un inmueble? En Colombia necesitarías alrededor de unos USD$56.000 en promedio para comprar un inmueble medianamente decente, y eso en un país como el nuestro donde el poder adquisitivo es bajo, es todo un reto. Enfoquémonos en lo que nos ocupa, cuando afirmo que hay una conspiración de los ricos y me baso en el libro que les cito, me refiero a cómo el sistema educativo principalmente ha sido creado para crear empleados que trabajen para empresarios. Según las estadísticas, por lo menos un 95% de las personas trabaja para el otro 5%, el cual es quien por su puesto se lleva la mayor tajada financiera a través del esfuerzo de esa otra masa, es decir, se vuelve rico. 

Y no es que «esté mal», los empleados son necesarios, sin fuerza laboral, las empresas no podrían existir y la economía no se podría mover, por otro lado, no todas las personas tienen espíritu emprendedor y de hecho muchas no solo se sienten realizados profesionalmente siendo empleados sino que además a través de sus empleos, algunas veces «bien remunerados» pueden llegar a adquirir bienes y tener cierta «estabilidad» económica, lo que pasa es que en mi opinión, no existe el llamado «empleo estable». Esa historia que nos contaron a muchos de «estudia fuerte para que seas alguien en la vida, para que consigas un trabajo, te cases y tengas estabilidad, te compres una casa, un carro y vivas feliz al lado de tu propia familia«, no siempre funciona, ojo, no se puede generalizar, obviamente. Entonces ¿qué hago? Te estarás preguntando, pues no existe una respuesta absoluta, más bien quiero que te cuestiones toda esta información y que seas tú quien tenga un criterio de acuerdo a lo que quieres y esperas, sin embargo, te voy a dar mi opinión. Al final todo podría depender de qué lado estás tú. Así mismo, la perspectiva cambia. 

Para mí, la solución más real está en buscar la forma de hacer parte del 5% que creo que a estas alturas ya es un 3% de tal manera que garanticemos llegar más rápido al cumplimiento de nuestros sueños. Pero para llegar a ese porcentaje hay que rotar en lo que Kisyosaki llama el cuadrante del flujo del dinero, conformado por E [Empleado], A [Autoempleado], D [Dueño de Negocio] e I [Inversionista]. Pero, ¿cómo lo hacemos? Una buena forma de comenzar es tener varias fuentes de ingresos, si hoy tienes un trabajo «estable» que además disfrutas y que te apoya con tu sustento, sigue haciéndolo, pero no dependas de esa sola fuente de ingreso, comienza ya a generar otras vías para producir en tu tiempo libre de tal manera que no importa lo que pase mañana, tú tengas la seguridad de contar con un plan A, B o C que te permita dormir tranquilo (a)s. Hoy en día hay muchas alternativas a la mano, la digitalización ha permitido que podamos incluso emprender rumbos nuevos a través de la adquisición de otros conocimientos que van de la mano de la demanda actual, y están a la distancia de un clic. Si estás leyendo esto, es porque tienes por lo menos un smartphone e Internet y tal vez tengas un computador, con esas herramientas puedes hacer muchas cosas, hay millones de empresas que ofrecen oportunidades freelance incluso de otros países y puedes cobrar en monedas duras, créeme no es una ilusión, tú puedes hoy estar en Colombia y hacer trabajos de manera independiente en tu tiempo libre cobrando en dólares, euros, etc.

Photo by Rachael Henning on Unsplash

Ahora bien, yo como docente que he sido, te puedo decir con certeza que el sistema educativo si bien ha estado cambiando en algo en los últimos años incluyendo un poco la cultura del emprendimiento en sus aulas de clase, aún siguen educando magistralmente casi igual que lo hacían hace más de 100 años y eso hoy no funciona, ¡y lo peor! siguen con esa fórmula absurda de «juzgar a un pez por su capacidad para trepar un árbol«. Cada semestre salen millones de jóvenes en busca de «empleo» en un mercado saturado en el que hay poca oferta y mucha demanda, por lo cual sus expectativas salariales chocan con la realidad. ¿Qué pasa cuando hay muchas naranjas en el mercado? el precio baja. Pues eso mismo pasa y va a seguir pasando con los salarios. Muchos dicen: es que las empresas no pagan bien, ¿te has puesto del lado del empresario? ¿sabes porqué todos los años hay una discusión sobre el aumento porcentual del salario mínimo en Colombia y en todos los países? Porque los empresarios por lo menos en Colombia están llenos de impuestos, estos les ahogan y en verdad muchas veces no es que no quieran, es que se les hace difícil ofrecer mejores salarios a sus empleados. ¿Cuál es la solución? La que tú quieras, pero decide en que cuadrante quieres estar y trabaja para ello.

Resumiendo:

  • Se sigue enseñando como hace siglos atrás y eso en el mundo de hoy no funciona.
  • Por lo menos el 95% de las personas trabaja para el otro 5%.
  • Ser empleado no es malo pero no debes depender de una sola fuente de ingresos, emprender es una necesidad en el mundo actual.
  • Los ricos son cada vez más ricos y los pobres son cada vez más pobres.

«La Conspiración de los Ricos» existe aunque te niegues a verla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “La Conspiración de los Ricos”